Home / Interesantes / Prometió no tener relaciones con la hija de un anciano del Amazonas. Al leer una nota, sintió el peligro

Prometió no tener relaciones con la hija de un anciano del Amazonas. Al leer una nota, sintió el peligro

Si te lo advierten, es mejor que hagas caso a todo lo que te digan, sino, debes afrontar todas las consecuencias por no obedecer.

Eso es justamente lo que no recordó un joven explorador, cuando se perdió en medio del Amazonas. Lo único que le pedían, era que no se fijara en la dueña de un anciano…

A veces, la atracción es más fuerte. Pero cuidado.

Algo malo te puede pasar. Atento.

Acompáñenme a ver esta triste historia…

Un día, un joven explorador se perdió mientras exploraba la selva del Amazonas. Después de un rato se encontró con una choza, cuando goleó la puerta, un anciano indígena con una larga barba abrió.

“Estoy perdido dijo el explorador, ¿me puedo quedar aquí durante la noche?” Por supuesto, dijo el anciano, pero con una condición… Si intentas ponerle un dedo a mi hija, serás torturado con los tres peores métodos que sólo saben las personas del amazonas.

El explorador aceptó la condición, y entró a la choza.

Cuando la hija del hombre bajó las escaleras para cenar, él no podía creer lo que tenía ante sus ojos. Ella era realmente hermosa.

Cuando todos estaban cenando, la joven no dejaba de mirar al invitado. La chica no dejaba de coquetearle en frente a su padre.

Cuando llegó la noche, el joven no dejaba de pensar en la belleza de la hija de aquel hombre, era demasiado atractiva.

No se pudo contener ante tanta belleza…

Así que se paró de su cama, ignoró la amenaza del anciano, se levantó y caminó hacia el cuarto de la joven…

Caminó en puntillas para no ser descubierto.

Al llegar a la habitación, la joven lo miró y rápidamente comenzó la acción… Cansado y exhausto ante tanto ejercicio corporal, antes del amanecer, el hombre volvió al cuarto de invitados.

Cuando despertó por la mañana, el explorador sintió una fuerte presión en su pecho. Al abrir los ojos, tenía un trozo de roca encima. Junto a ella, había una nota que decía:

“Método de tortura amazónica, número 1: Roca pesada en el pecho”.

“Bueno, esto es realmente patético”, pensó el hombre. “si eso es todo lo que tiene para ofrecer este anciano, no tengo de qué preocuparme”, prosiguió.

Tomó la roca y la tiró por la ventana.

EN QUÉ MOMENTO PENSÓ QUE SERÍA UNA BUEA IDEA.

En ese instante, el hombre se encuentra con una segunda nota: Tortura amazónica número 2: roca atada al testículo derecho. Ahora en pánico, el investigador miró por la ventana, vio que había un pedazo de cuerda atada a la roca, que se veía bastante tirante.

Pensando que ser castrado era mucho peor que un par de huesos rotos, el hombre no lo pensó 2 veces y saltó por la ventana. Al caer, vio algo escrito en el suelo con el tercer método de tortura. Método de tortura amazónico número 3: testículo izquierdo amarrado a la cama.

CHAN.

Bueno, él fue advertido.

Moraleja: controla los instintos sino quedarás sin bolas.

¡Saludos señor buscador!

Check Also

Marido se burla de los pechos de su mujer durante la cena; su venganza es brillante

Cuando era pequeña tenía un tío que solía contar historias divertidas a los niños. Cuando ...